• En pocas palabras

    Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda. Jean de La Fontaine
    ---
    No intentes jamás curar el cuerpo, sin antes haber curado el alma. Hipócrates
    ---
    Visión es el arte de ver las cosas invisibles. Jonathan Swift
    ---
    El tipo de filosofía que uno elige depende del tipo de persona que uno es. J.G. Fichte

  • Es necesario liberarse de las cadenas de las ocupaciones cotidianas y de los asuntos políticos... Hay que huir de la política porque daña y destruye la felicidad.
    Epicuro

  • La existencia está más allá del razonamiento... Cuando hayas visto las limitaciones de la inteligencia... empezarás a superar la mente... El hombre es un signo de interrogación, es una bendición. Celébralo".
    Osho

  • Traductor

La ciencia de la mente – B. Allan Wallace

Fragmentos

La mente humana es tan omnipresente, creativa y omaniabarcante que intentar embotellarla en el pequeño frasco del materialismo científico parece ridículo.

Hasta finales del siglo XIX la ciencia no intentó un estudio formal de la mente y dada la enorme influencia del materialismo científico no es sorprendente que éste estuviera dominado por un enfoque físico.

Al hacer del conocimiento de una realidad independiente, objetiva, fuera de nuestras mentes, el objetivo de la ciencia, el lado subjetivo de la naturaleza se rechazó automáticamente (…) La ciencia no está libre de prejuicios.

Los estados mentales subjetivos existen.

Las Expectativas determinan la visión (…) Lo que se cree configura lo que se ve. Tanto la teoría como sus instrumentos y procedimientos son básicamente una manera de seleccionar ciertos datos de entré la masa de información disponible.

Mente / cerebro (…) Subjetividad versus medición científica.

Aceptar que la mente es más que algo tan sólo físico e investigarla a través de la introspección – no sólo con instrumentos científicos – podría equilibrar nuestra deformada visión de la realidad.

Cualquier noción de causas no-materiales se convirtió en el gran tabú – ¡cualquier cosa menos eso!

Buscar respuestas definitivas en forma de entidades físicas y estados físicos absolutos da sólo una visión parcial de la realidad.
Anuncios

Conciencia más allá del cerebro

Puede que algo ocurra sin que sepamos explicarlo, pero el hecho de no tener explicación no invalida su existencia. Aceptar sólo lo que tiene causas conocidas e ignorar todo lo demás es una posición poco realista. Avanzar supone a veces adentrarse por entre la niebla aunque algunos prefieran quedarse atrás esperando tiempos mejores.

Una posibilidad interpretativa por lo que respecta a la relación entre cerebro y mente nos la ofrece Pim Van Lommel:

Una experiencia cercana a la muerte implica una continuidad de la conciencia que puede ser experimentada independientemente del cuerpo.

… La conciencia no puede ser localizada en un tiempo y en un espacio concretos. Esto se conoce como no localidad.

… La conciencia completa e infinita con recuerdos accesibles tiene sus orígenes en el espacio no local, en formas de funciones de onda indestructibles y no observables de modo directo. Estas funciones de onda, que almacenan todos los aspectos de la conciencia en forma de información, siempre están presentes en el cuerpo y a su alrededor.

…. No existe un comienzo y nunca habrá un punto final para nuestra conciencia. Por esta razón estamos obligados a considerar seriamente la posibilidad de que la muerte, al igual que el nacimiento, no sea más que un simple tránsito de un estado de conciencia a otro.

… El enfoque que sostiene que la conciencia es el producto de nuestros procesos puramente neurológicos del cerebro sigue siendo el más ampliamente defendido. Cuando aparecen ideas que no encajan con el paradigma generalmente aceptado (el materialista), muchos científicos lo perciben como una amenaza. No ha de sorprendernos, por tanto, que tales ideas sean negadas, ocultadas o incluso ridiculizadas

… La verdadera ciencia no se reduce a presupuestos materialistas cerrados, sino que está abierta a los hallazgos, aunque inicialmente resulten inexplicables, y acepta el reto de encontrar teorías que los expliquen.

Pim Van Lommel. Conciencia más allá de la vida. Ed. Atalanta

La conexión entre la conciencia y el cerebro es, primordialmente, un problema de la física, pero solo de la física correcta. La irrelevancia causal de nuestros pensamientos en el marco de la física clásica constituye una seria deficiencia de esa teoría.

Henry Stapp

Estas son algunos de las relatos de personas que regresaron de la muerte.
El Dr. Raymond Moody fue el pionero en documentar las experiencias cercanas a la muerte y en este video comenta su experiencia. También está en libro y es recomendable “la muerte un amanecer” de Elizabeth Kubler -Ross, también en el libro  “La vida entre vidas” de Michael Newton.

Vida después de la vida (2)

Vida después de la vida (3)

Vida después de la vida (4)

*   *   *

Sobre la reencarnación: Ian Stevenson

Milenio 3 – ¿Recuerdos de otras vidas?

Sigue leyendo

Ser, atender, interpretar

Nuestra mente en estado de vigilia recibe numerosos estímulos aún sin nuestra expresa voluntad.

Atención, observación, son las primeras fases de la mente consciente.

Forma parte de este proceso la observación interna de emociones, sentimientos, todo tipo de experiencias. Prestando atención a cómo me afectan (dolor, tristeza, alegría, ira…),  su aceptación en un primer momento y la posterior  posibilidad de superar la perturbación de esos sentimientos hacen que el conflicto interno llegue a un estado pacificado.

¿Puedo observar sin prejuicios? Surge aquí un elemento crucial: la interpretación. El problema no está en los hechos sino en su interpretación, decía Epiceto. Es necesario saber distinguir entre lo que depende de mí y lo que no, esto último no puedo cambiarlo.

Interpretamos desde la memoria, o sea desde nuestra experiencia pasada, interpretamos desde nuestros deseos, expectativas, fantasías, necesidades, valores.

Podríamos distinguir aquí entre la ficción del ego y la necesidad (realidad) del yo. Pero solo la mente introspectiva, reflexiva, meditativa, puede llegar a distinguir entre la ficción del ego y la realidad de la conciencia. Es en este estado meditativo e intuitivo de la conciencia donde surge la acción.

Lao Tse

De la atención a la interpretación