• En pocas palabras

    Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda. Jean de La Fontaine
    ---
    No intentes jamás curar el cuerpo, sin antes haber curado el alma. Hipócrates
    ---
    Visión es el arte de ver las cosas invisibles. Jonathan Swift
    ---
    El tipo de filosofía que uno elige depende del tipo de persona que uno es. J.G. Fichte

  • Es necesario liberarse de las cadenas de las ocupaciones cotidianas y de los asuntos políticos... Hay que huir de la política porque daña y destruye la felicidad.
    Epicuro

  • La existencia está más allá del razonamiento... Cuando hayas visto las limitaciones de la inteligencia... empezarás a superar la mente... El hombre es un signo de interrogación, es una bendición. Celébralo".
    Osho

  • Traductor

Dioses en las antiguas culturas

“El mito pone en juego una forma de lógica que podríamos llamar, en contraste con la lógica de no contradicción de los filósofos, una lógica de la ambigüedad, del equívoco”. Jean Pierre Vernant

Platón advierte en La Atlántida de que los hechos referidos a los dioses son de difícil aseveración: “Si se trata de cosas celestiales y divinas, quedamos satisfechos,  aun cuando lo que se haya dicho no tenga sino una pequeñísima semejanza con ellas”.

 La posibilidad muy extendida en la actualidad de realizar una lectura únicamente simbólica de los mitos no debería cerrarnos los ojos a más posibilidades, no debería excluir la hipótesis de los que plantean la presencia extraterrestre en la antigüedad. La creación literaria puede haber surgido íntegramente de la imaginación del humano de hace unos miles de años, o a partir de unos sucesos reales interpretados según los conocimientos de esas épocas. Dar por supuesto que se trata en un cien por cien de creación mental, aunque esta sea para dar sentido al cosmos, es obrar con excesiva rotundidad sobre algo que desconocemos.Algunos estudiosos de los mitos admiten honestamente su parcialidad explicando su opción de acotar el campo de trabajo en sus investigaciones.

Hay una causa que ayudaría a explicar el actual estado de la situación, se trata de que la corriente oficial en la ciencia no admita la existencia de presencia extraterrestre en nuestro planeta. Su razonamiento es muy simple: si nosotros no podemos viajar más allá de los planetas del sistema solar dadas las enormes distancias, tampoco pueden llegar nadie de allí. Se trata de una visión totalmente antropocéntrica, el ser humano actual tomado como medida de todas las posibilidades. Algunos científicos, en minoría, no comparten este punto de vista y creen que si existen otras civilizaciones más avanzadas utilizarían formas de viajar desconocidas por nosotros, hablan de los agujeros de gusano – puentes de Einstein-Rosen -, o de tecnología anti gravitatoria. Así que el actual paradigma científico es un freno a la hora de admitir la presencia de entidades no terrestres entre nosotros. Sin este paso previo es imposible acceder al siguiente peldaño de la escalera, el del pasado histórico. 

Para ser honesto debo añadir  que este tema no ha sido objeto de mi curiosidad hasta hace poco. En el orden de prioridades me ha parecido más importante el “conócete a ti mismo” que el conocer lo que está ahí fuera, el mismo Buda aconsejaba alejarse de especulaciones infructuosas. Recuerdo que cuando a finales de los setenta leí a Jean Touchard en su Historia de las ideas políticas, que en el origen del poder estaban los dioses, pasé página hasta encontrarme con capítulos más interesantes. Treinta y tantos años después el tema de los dioses no me parece menor. Mis averiguaciones sobre este campo, han ido sucediéndose al  relacionar los relatos de estas culturas ancestrales con la información actual sobre entidades no humanas que  a pesar de estar oculta bajo la clasificación de “top secret”, por preocupar especialmente a las autoridades militares, es posible desvelar gracias a testimonios de la más variada procedencia.

 “El universo contiene un infinito número de mundos habitados por seres inteligentes” expuso Giordano Bruno antes de ser quemado en la hoguera el 1600. Los herejes actuales son los disidentes del paradigma dominante, en física, en biología, en sanidad, en economía, etc., los que se rebelan contra el secretismo militar,  o contra los investigadores del pasado que ocultan e ignoran pruebas cuando estas no encajan en el relato oficial.

La narración Darwinista está cuestionada en múltiples frentes, desde el papel del azar y  la competición  como socorrida explicación de los cambios hasta la rapidez desmedida de la evolución. Los críticos con Darwin sostienen que han surgido formas nuevas de vida de una manera súbita, otros recuperan a Lamarck a la hora de interpretar la evolución de una forma intencional.

Entre nuestros ancestros, simios tales como el chimpancé, el gorila, el orangután, tienen 48 cromosomas, mientras que los humanos tenemos 46. El cromosoma 2 ha sido formado por la fusión de dos cromosomas separados en otros primates.

Según el ADN mitocondrial el origen común de todos los seres humanos es de un linaje no más antiguo que 250.000 – 180.000 años.

El Homo erectus se origina en África, hace 2.000.000  y desaparece por completo hace 250.000 años en uno de esos cataclismos que experimentó la tierra, para dar paso al homo sapiens. Un salto evolutivo en 1,7 millones de años, 20 veces superior  al tiempo que necesitó el mono para convertirse en homo erectus, unos 15 millones de años.

De todas formas la posible intervención de vida extraterrestre o la manipulación genética tampoco descalifican totalmente las propuestas de Darwin.

Sigue leyendo

Anuncios

Vida extaterrestre

De las tablillas sumerias a los relatos bíblicos

Las narraciones encontradas a las tablillas sumerias contienen los relatos que posteriormente, con diferentes variaciones dan forma a los episodios recogidos en la biblia y en otras narraciones de la mitología en cualquier parte del planeta.

De las investigación de Zecharia Sitchin (1920-2010) sobre los textos sumerios, se desprende que el Señor-Dios del antiguo testamento, Yahvé o Elohim, no sería un dios único, sino uno de los dioses (denominados así por su superioridad científica y tecnológica) que llegaron a la tierra procedentes de un planeta denominado Nibiru (donde vivían los Anunnaki). El Homo sapiens fue creado por Enki, uno de los hijos del rey de Nibiru, Anu, a partir de un cruce genético entre el Homo erectus y uno de estos seres: fueron Adamu y Ti-Amat (1). En sucesivos cruzamientos se consolidó el primer hombre civilizado, Adapa y su compañera Titi que tienen entre otros hijos: Ka-in, dedicado a la agricultura y Abel, ganadero, el primero mataría al segundo.

Los Anunnaki son los que instituyeron la monarquía hereditaria situándose en el poder político y religioso. Los humanos eran el pueblo trabajador. Los ángeles que aparecen a la bília serian los Anunnaki subordinados de la realeza  dominante.

La actividad planetaria dentro del sistema solar provocó en la tierra un desplazamiento del hielo de los polos, el crecimiento del nivel de las aguas causó un diluvio, el suceso era sabido con anticipación por los dioses, y uno de ellos Enki salvó a uno de los humanos, Ziusudra en la versión sumeria (Noé, en la tradición bíblica). Ziusudra, pero era un hijo de Enki con una mujer de la tierra (2).

Observaciones:

Los denominados dioses sumerios o su equivalente bíblico, a pesar de  tener un “poder” superior al humano, tienen en consideración un poder más grande al suyo (cómo vemos en el caso del Diluvio). Los mismos Anunnaki en expresiones tales como: “El Creador de Todo”, “Padre de Todo Principio”, “la Voluntad del Creador de Todo”, “la mano invisible del Creador de Todo”, no se refieren a un ser físico superior sino al Cosmos, que marca un Destino que ellos sólo parcialmente pueden eludir.

————————————–

Notas

(1) ¡Le llamaré Adamu! Dijo Ninmah. ¡El Que Como Arcilla de la Tierra Es, ese será su nombre! (Ninmah es hermana de Enki) …

En los huertos del Edin se puso a Adamu y a Ti-Amat para que vagaran libremente …

¡Qué estén donde se les necesita, dijo Enlil furioso. ¡Al Abzu, lejos del Edin, sean expulsados! …

¡De mi simiente, ha sido creado un nuevo tipo de terrestre, a mi imagen y semejanza! …

Adapa conoció a Titi. El libro perdido de Enki, Tablilla 6

Adapa fue invitado a visitar el planeta Nibiru pero siguiendo las indicaciones de su padre se opuso a comer el pan y beber el elixir de la larga vida. Tablilla 8

A nuestra imagen y semejanza es el Terrestre Civilizado. ¡Excepto por la larga vida, es como nosotros! Tablilla 9

Sitchin Zecharia. El libro perdido de Enki

(2) Cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la tierra y les nacieron hijas, los hijos de los dioses vieron que estas eran hermosas, y tomaron como mujeres a todas las que quisieron.

Entonces el Señor dijo: “Mi espíritu no va a permanecer activo para siempre en el hombre, porque este no es más que carne; por eso no vivirá más de ciento veinte años”.

Los nefilim estaban sobre la tierra, en aquellos días –y aún después– cuando los hijos de los dioses cohabitaban con las hijas de los hombres y ellas tuvieron hijos. Ellos fueron los poderosos de la Eternidad. Génesis, capítulo 6

David Sielaff destaca que los nefilim o nephilim no son los hijos de los dioses (beni ha-Elohim) sino la descendencia que resultó del mestizaje entre los extraterrestres que la Bíblia llama Elhoim y las hijas de los hombres. David Icke. Hijos de matrix

—————————————

Miguel Celades habla sobre el fenómeno extraterrestre en la conferencia titulada: Exopolítica y exociencias. No estamos solos, nunca lo estuvimos.

En Andorra el octubre del 2010

I Cumbre Exopolítica

Sigue leyendo